Vivac en la cumbre del Puigmal, 2.913 m . 20 de Mayo 2017.

La previsión era buena pero no excelente, daban algunas nubes para el sábado por la tarde, pero con el domingo estable. Ya llevaba dandole vueltas un tiempo, un vivac en cumbre es una cosa que siempre me había atraído, “cimaquear”, es dormir en un auténtico hotel de mil estrellas, como dice Jon Perez Feite en su libro “30 vivacs en cumbres del Pirineo”.

Pero es que además de un subtítulo de libro, es verdad!

Saco nuevo y para arriba, confiando en haber sabido leer un montón de previsiones, INM, Meteocat, Mountain Forecast, etc, etc…

Dejo el collado de Fontalba, 2.070 m, sobre las 20:00 horas, con un mochilón respetable, plumi, gore, comida, agua, jetboil, saco, funda vivac, esterilla, y todos los anexos de alta montaña…menos mal que hoy en día, todo este material pesa la mitad que en los 70/80, que si no los 900 metros aprox. de desnivel se me habrían atravesado bastante mas…
El tiempo no esta muy claro
Casi en el camino, este rebeco no se esperaba a nadie por aquí a estas horas!
Ni este en medio de la niebla, tampoco.
Después de llegar a la cumbre entre la niebla sobre las 22:00 horas, y cenar unos macarrones calentitos, ya estoy metido en el “sobre”, detrás de un muro de piedra que me protege de un ligero viento de norte.

Aunque la previsión en altura solo marcaba -2º, si daba sensación térmica de -6º, así que me metí con todo en el saco por si acaso. La niebla sigue ahí fuera y tengo la funda vivac empapada. Me despierto sobre la 2:00, hay estrellas! 1.000 estrellas, pero lo que me ha despertado es el viento, viento fuerte, muy fuerte. El saco se mueve arriba y abajo con cada ráfaga, y claro la temperatura ha debido de bajar mucho. Y para colmo tengo “ir al lavabo”,  me aguanto, pero al final tengo que salir. Sobre todo que no se me vuele el saco ni la funda! una piedra plana grande y plana sobre el saco y la esterilla, ahora están seguros. Al ponerme de pie pierdo la protección del muro, el viento es helador.   Ya está, operación completada , a dentro de nuevo , rápido…

Estoy un rato mirando el cielo, después cierro todo lo que puedo el saco, y a intentar dormir, duermo poco, a ratos, el viento sigue…

Primeras luces del domingo 21 de Mayo
Ya es de día , toca desayunar algo!
El viento seguía igual de fuerte , así que desayuné metido en el “catre”, arriba a la derecha vértice geodésico de la cumbre, 2.913 m
Unas fotos y para abajo…
Al oeste la Serra del Cadí y a derecha la comarca de la Cerdanya con algo de niebla
Vertiente norte del Puigmal y bajada hacia el Santuario de Nuria
Una última mirada atrás, la cumbre y su cruz, a la izquierda.

Ya en los prados cerca del coche

A pesar de no haber dormido mucho, la actividad ha sido fantástica, diferente. La soledad en la cumbre, el tiempo agreste como recordandote que en alta montaña toda precaución y equipo, a casi 3.000 metros puede ser poca, las estrellas , el amanecer, en fin, me quedo con ganas de repetir, habrá que buscar un nuevo objetivo!

saludos&keep climbing

Micky

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s